Go to Top
solicita la primera consulta gratuita

Consejos NO dietéticos para tratar la celulitis

La celulitis comienza de forma lenta y progresiva y a veces desde edades muy tempranas. Es muy importante detectar los primeros signos de la celulitis, e iniciar el tratamiento precozmente.


Hay una serie de consejos generales que ayudan en cualquier etapa:

– Ejercicio físico: Debe hacerse ejercicio diariamente, aunque algunos días solo sea caminar 30 minutos, ya que mejora el tono muscular, mejora la circulación sanguínea y ayuda a eliminar el exceso de grasa y toxinas acumuladas en las células adiposas.

– Evitar los baños prolongados con agua caliente; siempre aconsejamos a nuestras pacientes duchas cortas con agua no muy caliente, y en verano siempre terminar con agua fría en las piernas.

– Masajes de drenaje linfático y circulatorio, y los relajantes de espalda y piernas.

– Medias de compresión siempre que se pueda, pues ayudan al retorno de la sangre y por tanto a la eliminación de toxinas.

– Evitar prendas que dificulten el drenaje linfático.

– Dieta equilibrada, de la que hablaremos en otra ocasión.

– Duerme durante al menos 7-8 horas.

– Regálate algún masaje de drenaje linfático manual intenso al menos una vez cada 15 días.

TRATAMIENTOS MEDICOS DE LA CELULITIS:

Debe acudir a su Cirujano Plástico o Dermatólogo para que le realice un diagnóstico correcto del tipo de celulitis que padece, y del tratamiento a seguir.

Existen muchos tratamientos que se publicitan para eliminar la celulitis, pero en nuestra opinión ninguno de ellos es completamente eficaz por si mismo.

Es muy importante comprender que el tratamiento de la celulitis es una carrera de fondo, por tanto no se deben esperar resultados rápidos ni espectaculares en las primeras fases, pero si somos constantes hemos visto en nuestras pacientes mucha mejoría.

– Masaje y tratamientos tópicos: Mejoran el drenaje linfático y estimulan la microcirculación. La eficacia del masaje aumenta cuando se aplica una crema anticelulítica.
– Presoterapia: una técnica que consiste en aplicar presión controlada sobre una región corporal para mejorar el retorno del sistema circulatorio y eliminar toxinas.
– Mesoterapia: se realizan infiltraciones subcutáneas de principios activos con diferentes productos lipolíticos y reafirmantes con el objetivo de mejorar la microcirculación sanguínea de la zona y favorecer la regeneración local.
– Ultrasonidos: Se emplean para eliminar, mediante ruptura de las células grasas, pequeños acúmulos grasos localizados; los resultados son sutiles.
– Cirugía Plástica y Estética: el empleo de la liposucción en la que se aspira los depósitos de grasa por medio de una cánula conectada a un sistema de vacío debe ser valorado por el Cirujano Plástico; sirve para mejorar los acúmulos grasos localizados de una forma eficaz y definitiva.

En muchos casos tras ver a la paciente aconsejamos combinar varios de estos tratamientos, por ejemplo liposucción para mejorar el volumen de las caderas + mesoterapia para mejorar la calidad de la piel.

En la próxima entrada hablaremos sobre la mejor dieta para mejorar la celulitis y verás que alimentos recomendamos en Cliniteq.

Equipo Médico Cliniteq