Go to Top
solicita la primera consulta gratuita

Elevación de pecho con o sin reducción mamaria

Como decíamos en el apartado donde hablábamos del aumento mamario las mamas son uno de los elementos fundamentales de la belleza femenina, y por tanto constituyen por tanto una de las mayores preocupaciones del cirujano plástico a la hora de alcanzar un equilibrio en la silueta femenina.

La valoración estética del tamaño y forma de la mama femenina se halla íntimamente vinculada a factores históricos, culturales y sociales.

Por lo tanto la mama ideal es aquélla cuyo tamaño se ajuste a la preferencia de la paciente, debidamente aconsejada por su Cirujano Plástico.

No debemos olvidar que un componente prácticamente constante de las mamas de gran tamaño es la ptosis o caída de dichas mamas; por tanto en la hipertrofia mamaria encontramos dos problemas:

1. Aumento del tejido mamario


2. Caída de ese tejido mamario (ptosis mamaria); esta caída del pecho puede aparecer en mujeres que no tienen las mamas grandes, sino que siendo tu tamaño normal presentan un descolgamiento de ese tejido por causas diversas ( perdida de peso, lactancia, embarazo, edad, etc.).

Por lo tanto después de una intervención de este tipo no solo conseguimos un tamaño de mama adecuado a la paciente, sino que también obtendremos una mama con una forma atractiva, y en una posición adecuada.

¿Cual es el volumen “normal” de una mama? ¿Cuándo se considera una mama grande o hipertrófica?

Referirse al volumen normal de una mama resulta confuso, pues no puede precisarse con exactitud el tamaño de una mama normal, mas aún, cuando este depende de las características morfológicas de la mujer.

Para una mujer de complexión media se ha definido como normal un volumen mamario de 250-350 centímetros cúbicos.

Si resulta difícil definir objetivamente el volumen normal de una mama, es fácil comprender que mas complicado resulta fijar los límites de la hipertrofia mamaria.

Existe un margen impreciso entre la mama normal y la hipertrófica, y por tanto resulta imposible fijar estrictamente los limites entre ellas.

Por tanto podemos definir la hipertrofia mamaria como el estado patológico caracterizado por un aumento de volumen de la mama mas allá de las proporciones normales.

Se ha llegado a la conclusión teórica de que se habla de hipertrofia mamaria cuando existe un aumento de mas del 50% del volumen normal de la mama.

 

Clasificación de la hipertrofia mamaria

Antes de continuar debemos decir que esta clasificación no deja de ser artificial, pues una mama de 350 cm3 puede ser grande en una paciente de 55 kilogramos, y ser absolutamente normal en una mujer de 65 kilogramos.

No obstante en términos generales podemos distinguir 5 tipos de mama en cuanto a su tamaño:

1. MAMA IDEAL: 250 – 350 cm3
2. HIPERTROFIA MODERADA: 350 – 600 cm3
3. HIPERTROFIA IMPORTANTE: 600 – 800 cm3
4. HIPERTROFIA SEVERA: 800 – 1000 cm3
5. GIGANTOMASTIA: mas de 1500 cm3

No obstante debemos insistir en que no tiene mayor importancia incluir exactamente la mama a tratar dentro de una de estas categorías, ya que el tratamiento que prescribiremos no dependerá de la diferencia en unos pocos gramos.

 

¿Está indicada una Reducción de mamas para mí?

Si usted presenta uno o varios síntomas de los que vamos a describir a continuación, o simplemente no se encuentra conforme por cualquier razón con el excesivo tamaño de sus mamas, puede someterse a una reducción mamaria.

Los síntomas de un crecimiento exagerado de las mamas se reflejan principalmente en el área de la columna cérvico-dorsal.

El dolor es el síntomas mas frecuente, asociándose a veces dificultad respiratoria, alteraciones en las características de la piel y posiciones viciosas en bipedestación.

A veces encontramos una profunda marca en los hombros, que refleja el elevado peso de las mamas de la paciente, y constituye un signo prácticamente inconfundible de la enfermedad.

Pero no debemos olvidar que a veces no encontramos sintomatología física de la hipertrofia mamaria, y el problema fundamental es la afectación psicológica de la enferma, que a veces la lleva a alterar su comportamiento a la hora de vestir, de caminar y de practicar determinados deportes.

 

¿ Que objetivos debe perseguir una cirugía de reducción mamaria ?

La intervención de reducción mamaria debe corregir los dos componentes de este problema: por una parte debemos conseguir reducir el volumen de la glándula mamaria, y por otra parte corregir la posición inadecuada de ese tejido (PTOSIS MAMARIA).

Las metas de la mamoplastia de reducción deben ser:

1. conseguir una mama con una apariencia juvenil.
2. Buena proyección.
3. Resultados lo mas duraderos posibles.
4. Conservar la sensibilidad del complejo areola-pezón.
5. Mantener la lactancia, cuando esto sea posible.
6. Y todo ello con la cicatrices mas pequeñas posibles.

 

¿Cómo se realiza una Reducción mamaria?

Las técnicas de reducción mamaria por lo tanto deben de ser capaces de eliminado el tejido mamario sobrante, dar una forma adecuada a la mama, y lograr una posición adecuada.
reduccionpasos1reduccionpasos2reduccionpasos3

Existen decenas de técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la hipertrofia mamaria, y aunque todas consiguen resultados óptimos en manos adecuadas, podemos dividirlas en tres grupos dependiendo del tipo de cicatriz que queda tras la intervención.

 

A) Técnicas de cicatriz en T invertida
Este tipo de técnicas son las mas empleadas ya que son las que obtienen una forma mas natural de la mama, y aunque las cicatrices son de mayor longitud, habitualmente con el paso del tiempo, estas se aprecian muy poco.

Es la técnica que se emplea cuando la mama es muy grande, y la ptosis o caída de la mama pronunciada.

B) Técnicas de cicatriz periareolar
Esta técnica quirúrgica la empleamos en los casos donde el tejido que hay que quitar no es mucho, y la ptosis mamaria es escasa.

Aunque es una buena técnica conceptualmente, a veces la cicatriz periareolar (alrededor de la areola) se ensancha, siendo necesario algún retoque posterior.

C) Técnicas de cicatriz vertical
Se emplean en mamas de menor tamaño que las anteriores, y por tanto sus indicaciones son limitadas a mamas donde la ptosis mamaria es pequeña, ya que sino es difícil obtener una forma de la mama adecuada con este tipo de cicatriz.

Debido como hemos visto a las diferentes técnicas que existen para reducir el volumen mamario y corregir su caída (ptosis mamaria) es muy importante que el Cirujano Plástico tenga una conversación pausada con usted para que, una vez realizada una exploración adecuada, emplee la mas adecuada a su caso.

Preguntas frecuentes